Buscadores en un país de desaparecidos. Made in México

Cada dos horas una persona es desaparecida en México. En los últimos 10 años suman más de 30 mil hombres y mujeres que no están en casa. Cientos de familiares salen cada día a buscarlos en fosas clandestinas y en descampados. Son buscadores de vida, de cuerpos y de justicia en un país que no conoce la justicia; y sus historias reunidas en un trabajo que obtuvo el Premio Gabriel García Márquez de Periodismo 2017.

Mario Vergara, de Huitzuco, Guerrero busca a su hermano Tommy, secuestrado en 2007; dejó su trabajo para volverse un excavador, un sabueso que busca muertos propios y ajenos y lidera la agrupación Los Otros Desaparecidos. Silvia Ortiz, busca a su hija Fanny, desaparecida en Torreón, Coahuila, en 2004; formó el grupo Vida y ha ido recolectando los pequeños trozos de huesos que no recolectan los peritos.

Graciela Pérez busca a su hija Milynali, quien el 14 de agosto de 2012 desapareció en Tamaulipas; se ha capacitado para elaborar un banco de ADN en esa zona para Ciencia Forense Ciudadana. Guadalupe Contreras busca a su hijo Antonio Iván Contreras Mata desaparecido el 13 de octubre de 2012 en Iguala, Guerrero; han localizado los cuerpos de 317 personas, 249 de los cuerpos los halló con el colectivo Solecito Veracruz en el Puerto de Veracruz en una de las fosas clandestinas más grandes del continente.

Mirna Medina Quiñónez busca a su hijo Roberto Corrales Medina, quien fue levantado el 14 de julio del 2014, es líder de 200 mujeres del grupo llamado Las Rastreadoras de El Fuerte. María Herrera es madre de cuatro jóvenes desaparecidos por policías y militares en dos eventos separados en Guerrero y Veracruz; en 2011, María y sus hijos, Juan Carlos y Miguel, crearon Enlaces Nacionales, una organización que hermana a decenas de familias con historias similares, para formar una red de apoyo y búsqueda de desaparecidos.

Familias destruidas que al tiempo son familias hermanadas por la violencia en México. Miles de mexicanos que han dejado casa, trabajo y familia, para capacitarse o perfeccionar la intuición de buscar. Son buscadores de vida, de cuerpos y de justicia en un país que no conoce la justicia.

Consuelo Morales Pagaza, Prometeo Lucero, Daniela Pastrana, Ximena Nátera, Marcos Vizcarra, Iván Medina, Félix Márquez, José Ignacio de Alba, Fernando Santillán, Victoria Helena, Monica González, Daniela Rea, Erika Lozano, Lucía Vergara, Rafael Pineda (Rapé) y Adriana Tienda, conforman el equipo de periodistas que idearon Buscadores en Pie de Página, un portal periodístico independiente impulsado por el colectivo Periodistas de a Pie, la red de periodistas nacionales e internacionales expertos en temas sociales.

Pie de Página lo conforman periodistas, fotógrafos y diseñadores gráficos, en el entendido, dicen, de que ahora más que nunca, la vinculación de distintas disciplinas y regiones permite generar información útil y poco visibilizada.

En Buscadores, este colectivo de periodistas puso el alma. Buscadores  es una serie documental que retrata cómo madres, padres, hermanos, hijos y parejas de personas desaparecidas, se han convertido en antropólogos forenses, gestores, abogados, investigadores y peritos, buscando hallar a sus seres queridos.

Esta serie de 12 trabajos, obtuvo el Premio Gabriel García Márquez de Periodismo 2017, en la categoría Imagen, que otorga la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, que se entregó hace unos días en Medellín, Colombia. El jurado del galardón destacó que se trata de una historia que permite expresar la tragedia de los familiares que buscan a sus desaparecidos en el contexto de violencia que afronta México, pero lo hace sin odios.

“Da una sensación de lo que ocurre en una dura realidad, pero en la que se puede hacer algo para cambiar. Las herramientas que los periodistas tienen a disposición y la oportuna aplicación de los recursos técnicos para el trabajo son un punto a destacar. Además, fue muy bien pensado para la web. Es una obra explorativa que intenta explicar nuevos fenómenos que ocurren en la sociedad latinoamericana”, señala el Acta del Jurado integrado por Germán Rey, Claudi Carreras y Ana Cristina Navarro.

En 2011, el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad que encabezó el poeta Javier Sicilia puso en la agenda nacional el tema de las desapariciones, pero el gran parteaguas fue en 2014, tras la desaparición forzada de 43 estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa, en Guerrero. Ese hecho empujó a decenas de familias a realizar sus propias búsquedas y hoy son expertos rastreadores de este cementerio llamado México.

“El primer día que encontramos fosas, sabíamos que a lo mejor encontrábamos gente enterrada, pero no estábamos preparados… Al sacar el primer hueso nos derrumbamos”, cuenta Mario Vergara, quien se ha convertido en un buscador experto. “Nos hemos vuelto personas que dicen: ‘mira lo qué pasa en tu país’, ‘ten cuidado’, ‘desaparecen gente sólo porque salió a la calle’”.

Mario junto con el grupo de Los Otros Desaparecidos ha encontrado más de 200 cuerpos y miles de restos óseos en Guerrero desde noviembre de 2014; ha aprendido mucho en este doloroso camino. “Decimos que en este país hay tres opciones cuando sales a la calle: la buena, que regreses a tu casa; la medio buena, que te encuentren asesinado, ahí tirado en la calle; y la peor, que te puede pasar, que estés desaparecido”.

Las historias son estrujantes, duelen y calan muy hondo; pero al mismo tiempo son una inspiración que llama a la solidaridad.

Leticia Hidalgo, quien fundó Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León buscando a su hijo Roy, ha tomado plazas, pintado grafittis y bordado pañuelos con los nombres de sus desaparecidos, con frases que exigen justicia. “¡Qué mi dolor no te sea indiferente!”, dice un pañuelo; “¡Somos una voz de hilo y aguja que no se calla!”, señala otro; “Justicia. La ausencia duele pero la esperanza nos mantiene”, apunta otro más.

El mensaje que quieren llevar esas mujeres, hombres y niños es uno: “A las autoridades indolentes que los ojos de los desaparecidos los sigan por siempre y los llantos de las madres nunca los dejen dormir”. Es un llamado también a la sociedad para que no los dejen solos. “El cambio lo estamos haciendo por todos los que no han desaparecido. Para que nadie más desaparezca”, le dijo Leticia Hidalgo a los periodistas de Pie de Página.

Al recibir el Premio Gabriel García Márquez de Periodismo 2017, por Buscadores, la serie que se puede ver en http://piedepagina.mx/buscadores/index-.php, Daniela Rea dijo: “Es difícil manejar la contradicción: de la alegría por estar recibiendo este premio y saber que este premio es por contar unas historias dolorosísimas. Es muy jodida esa contradicción”.

Categoría: Historias de cronistas

Etiquetas: ,,,,