José Ignacio Valenzuela explora la muerte en tiempo del hashtag

Quitarle los filtros a la vida y mostrar al mundo como es, es uno de los temas que aborda el escritor chileno José Ignacio Valenzuela, en su novela más reciente Hashtag

Hoy más que nunca se vive la soledad acompañada, la participación ciudadana en las redes, la vida de ficción en Facebook, y la que tiene todos los filtros, plasmando una perfección velada, en Instagram. Con esta nueva forma de convivir y mostrar lo que le pertenece al ser humano, el escritor chileno José Ignacio Valenzuela, escribe Hashtag.

Una obra que muestra el desenfado en el que vivimos, el encierro que nos imponemos, la falta de responsabilidad más allá de las pantallas, de no mirar al lado sin un teléfono o una cámara de por medio, el entender que las pérdidas son reales y no las podemos atrapar como en una imagen con el celular.

Erik, un joven perfecto con una familia acomodada, tiene que aprender a vivir de los quebrantos que se presentan. Tras un accidente, muere su padre, posteriormente su madre y parte de lo que él ha sido. Así es como encuentra nuevos caminos.

Éste libro, en  el que el autor va sorprendiendo al lector al dejar claves sueltas que  dan vueltas de tuerca y llevan a no dejar la novela, aborda temas como el bullying, la falsedad de las redes,  la diversidad sexual y la falta de conciencia del otro ante la desgracia, el morbo, el amor y la muerte.

Las etapas del duelo, son los títulos de cada capítulo, ya que nuestro personaje, va perdiendo, poco a poco, su estabilidad, su amor, su vida, su trabajo y su identidad.

A la par, el lector  encuentra la fase en la que el personaje va transitando, en un texto que mueve emociones, que hace que el libro se aparte de nuestra mirada por las imágenes tan fuertes, y que tienen que ver con el trabajo como guionista de Valenzuela.  Una invitación que lleva a perdernos en el horizonte en el que  Chava ya no puede mirar cuando pierde la movilidad de su cuerpo  por un accidente que lo lleva a estar encerrado en un cuarto de hospital.

Jade es una mujer que viaja entre el mundo terrenal y el fantástico, pasajes que por momentos son un respiro, una burla  o una caricia para el lector y los personajes, quienes van teniendo encuentros causales en sus vidas.

La intensidad de las palabras, la visualización de las escenas,  la credibilidad de los personajes, los hallazgos que van saliendo como cajas de sorpresa entre regalos, hacen de esta obra una posibilidad de entender al otro y obtener una lectura placentera, intrigante, divertida, y  ágil.

Categoría: Capicúa